Un mapa, una brújula y un puñado de dados

Escritensitas

¿Imaginas estar escribiendo tu propia saga de libros y que ocurran ciertos acontecimientos que te sorprenden y todo sufre un dramático giro argumental que no viste venir? ¿Qué te parecería sumergirte en el mundo que lees y poder decidir los actos de algún personaje? ¿Y si hubiese momentos que tanto para quien lee como quien escribe es impredecible? No, no estoy hablando de las «sugerencias» editoriales para hacer tu obra más «apetecible». Tampoco hablo de videojuegos con una lista limitada (aunque larga) de opciones para darte la «sensación» de libertad. En efecto, estoy hablando del rol en mesa (de ahora en adelante lo denominare sencillamente como «rol»).

Para aquellas personas que no sepan lo que es, el rol se basa en un juego pensado para dos o más jugadores. Uno tomará el papel de “Máster”, quien se encarga de definir y controlar la lógica del mundo a través de…

Ver la entrada original 926 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s